Santa Fe, 24-11-2020
02 de octubre de 2017

“Hay que defender la legislación que protege los derechos laborales”, advirtió Lifschitz

“Hay que defender la legislación que protege los derechos laborales”, advirtió Lifschitz

Lo dijo durante la inauguración del II Congreso Sindical Internacional de Ambientes de Trabajo Libres de Violencia.

 

El gobernador Miguel Lifschiz participó este viernes, en la ciudad de Santa Fe, de la apertura del II Congreso Sindical Internacional de ambientes de Trabajo libres de violencia.

Lifschitz rescató “la unidad de las organizaciones gremiales, aún con sus matices y, en ocasiones, sus diferencias que han sabido ponerse de acuerdo cada vez que ha sido necesario para defender en la provincia los intereses de los trabajadores y también los derechos sociales”.

“Hablar de violencia solamente en el lugar de trabajo puede parecer sólo un aspecto dentro de la compleja trama de relaciones entre los trabajadores y las empresas o entre los trabajadores y el Estado, y es un aspecto de una realidad mucho más complejo que hoy afecta a todos los sectores populares de la Argentina”, explicó.

“Vivimos un momento de grandes cambios en el mundo: económicos y políticos, y hoy quizás por primera vez hay un Estado administrado por un gobierno que representa de manera directa a los grupos concentrados de la economía, a los grupos más poderosos del capitalismo global con presencia en la Argentina”.

“Celebro la realización de este evento y la enorme convocatoria, en el sentido de defender los derechos de los trabajadores y las conquistas logradas, en una perspectiva de futuro y de construir alternativas”, resaltó el gobernador.

“Necesitamos defender la legislación que protege los derechos laborales, porque las pretendidas reformas previsionales y laborales que se plantean, con la excusa de bajar costos, de mejorar la competitividad de las empresas y de lograr mayor eficiencia, en realidad lo que buscan es reducir derechos y, por lo tanto, debe haber en esto una acción coordinada y efectiva de las organizaciones de los trabajadores, y también con una expresión política que permita llevar a la discusión y a la agenda política estas demandas y reivindicaciones”.

Lifschitz abogó por “defender el mecanismo de las convenciones colectivas, un logro de los trabajadores y de la democracia argentina” y expresó que “impulsar el trabajo decente debe ser una política de Estado, porque si el Estado no está para defender los derechos de los ciudadanos y de los trabajadores, ¿para qué está? Por eso creo que es muy importante el trabajo que venimos desarrollando”.

El encuentro se realizó en ATE Casa España, con la organización de la Red Sindical Ambientes de Trabajo Libres de Violencia de Santa Fe, pertenecientes a distintas centrales obreras, entre ellas la CGT, la CTA y el Movimiento Sindical de Rosario, y la adhesión de la Defensoría del Pueblo, el gobierno de Santa Fe y la oficina regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

ORADORES

En el estrado de la apertura acompañaron a Lifschitz el secretario adjunto de la CTA de los Trabajadores, Jorge Hoffmann; el secretario general de la Asociación Bancaria de la Argentina, Sergio Palazzo; el defensor del Pueblo de la provincia, Raúl Lamberto; el titular del Movimiento Sindical Rosarino, Alberto Botto; el secretario general de la CTA de los Trabajadores Seccional Santa Fe, José Testoni; el director de la oficia en Argentina para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Pedro Furtado de Oliveira; y el secretario general de la CGT Regional Santa Fe, Claudio Girardi.

Hofmann remarcó que “la presencia del gobernador (Lifschitz) muestra que la violencia laboral se ubica como un problema importante en la cúspide del poder de la provincia de Santa Fe”, y afirmó que “todas las organizaciones sindicales tenemos que estar juntas para enfrentar la posible reforma del trabajo que signifique precarizar o perder derechos en el terreno de lo que hemos conquistado”.

Palazzo consideró el “debate sumamente importante, en un país donde en este último tiempo se busca crear un significante vacío y una banalización de importantes consigna y de importantes luchas de argentinos, banalizando los derechos humanos, los derechos laborales, las organizaciones y el respeto a la institucionalidad. Qué estemos tratando de buscar soluciones a la violencia en los ámbitos de trabajo, me parece muy auspicioso”, subrayó.

Lamberto recordó que en 2005 “se sancionó la ley 12.434 de Violencia Laboral que protege contra todos los casos de abuso de poder, materia en la que la provincia es pionera”, y agregó que desde la Defensoría (del Pueblo) “estamos trabajando sobre un protocolo de atención para toda la provincia, algo que es fundamental; además, queremos colaborar con las iniciativas parlamentarias para extender los alcances de la ley 12434, que es del empleado público, a todos los casos de violencia laboral en el ámbito privado; y queremos continuar formando equipos especializados de atención en materia de violencia laboral contra los trabajadores”.

CAJA DE JUBILACIONES PROVINCIAL

Botto aludió al “difícil el momento que se está atravesando en los ambientes de trabajo en el país, porque hay un modelo que está generando violencia, que es el modelo que excluye, que quita trabajo, que intenta avasallar los derechos de los trabajadores”, y agregó que “en este contexto es necesario hacer un reconocimiento fundamental a la posición pública que tomó la provincia de Santa Fe de no ceder a las presiones del gobierno nacional por las jubilaciones y cuidar a nuestros jubilados”.

Testoni señaló que “la violencia se instala cuando no hay capacidad para alojar lo diverso, cuando somos incapaces de alojar al otro en”, por eso “es importante hablar del concepto de hospitalidad, que debe primar en nuestras organizaciones e instituciones”. En este sentido, resaltó la figura del Comité Mixto de Salud y Seguridad en el Trabajo de la provincia de Santa Fe como “camino” para lograr la inclusión y la eliminación de la violencia laboral.

Furtado de Oliverira calificó al congreso como “un ejemplo para muchos países” y admitió que “aún hace falta generar una normativa internacional que pueda establecer qué es violencia y qué es acoso laboral” y ejemplificó “los bajos salarios de las mujeres así como el trabajo intermitente son formas de violencia”.

Girardi dijo que “estamos haciendo visible un tema que existe y que los empresarios quieren ocultar: visibilizarlo es quizá lo más importante de este Segundo Congreso” y puso de relieve que “hoy la provincia de Santa Fe tiene juntos al gobierno de la provincia, al mayor nucleamiento gremial, la Defensoría del Pueblo en un solo marco y con la presencia de la OIT”.

PRESENTES

Además, estuvieron el diputado nacional Héctor Recalde; el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini; su par de la gestión anterior, Carlos Rodríguez; la secretaria General, seccional Santa Fe, del Sindicato de Docentes Particulares, Patricia Mounier; de la Uocra; de la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional del Litoral, del Sindicato de Prensa de Santa Fe, de la Asociación de Docentes de la Universidad de La Plata, de la Universidad Católica; de la Festram, de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos, de la Asociación Gremial de Obreros y Empleados de la Conservación Ecológica, Ambiental y Servicios Especiales y de la Asociación Gramial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro, entre otras.

ACERCA DEL TEMA

La violencia laboral es el ejercicio abusivo de poder que tiene por finalidad someter o excluir a un trabajador o trabajadora de su lugar de trabajo. Incluye el acoso psicológico, el acoso sexual y la agresión física; puede provenir tanto de niveles jerárquicos superiores, del mismo rango o inferiores y puede manifestarse por acción u omisión. La violencia en el trabajo puede adoptar distintas formas: agresiones físicas, de violencia psicológica, manifestándose a través de intimidación, hostigamiento o acoso basados en distintos motivos, entre ellos el género, la etnia o la orientación sexual, entre otros.

Para el gobierno de Santa Fe el trabajo decente es un eje transversal de las políticas públicas en materia laboral para el mediano y largo plazo. En función de ello se implementan acciones y programas que promueven relaciones laborales seguras asentadas en la igualdad de trato y oportunidades en el mundo del trabajo.

 

Fuente: Gobierno de Santa Fe

 

 

 
Publicado en: Provinciales

Compartir en: