Santa Fe, 26-10-2020
21 de febrero de 2017

Ciudades resilientes: la Fundación Santo Domingo asesoró a Santa Fe

Ciudades resilientes: la Fundación Santo Domingo asesoró a Santa Fe

El especialista Juan Carlos Franco, de la reconocida ONG colombiana, realizó un taller de asesoramiento a funcionarios municipales sobre el modelo de desarrollo integral de comunidades sostenibles. “El encuentro permitió analizar diferentes iniciativas para abordar el déficit de vivienda, en especial de las familias que viven en zonas inundables, y promover habitats integrados”, explicó Andrea Valsagna, Directora de Resiliencia de la ciudad. 

En el marco de la elaboración de la Estrategia de Resiliencia, el Gobierno de la Ciudad recibió la visita técnica del especialista Juan Carlos Franco, asesor y ex director de la prestigiosa Fundación Mario Santo Domingo (FMSD) de Colombia. Durante dos días, el experto brindó asesoramiento a funcionarios municipales en torno a políticas de habitat y vivienda y dio detalles de los proyectos y dispositivos de intervención social que conforman el programa de Desarrollo Integral de Comunidades Sostenibles que la Fundación viene concretando en tres ciudades colombianas, con la construcción de más de 6000 viviendas. Además, mantuvo un encuentro con el intendente José Corral en el que planteó algunas de las líneas de trabajo que se pueden llevar adelante en la materia.

“La actividad formó parte de las acciones previstas en Santa Fe dentro de la Red 100 Ciudades Resilientes (100RC) que impulsa la Fundación Rockefeller, dado que la FMSD es una de las entidades y empresas que integran la plataforma de socios que brindan soluciones para las ciudades miembro a través de diferentes servicios y apoyos sin costo”, explicó Andrea Valsagna, directora de Resiliencia de la ciudad, durante la concreción del taller que tuvo lugar en la Estación Belgrano los días 14 y 15 de febrero.

La agenda de actividades en Santa Fe se completó con un trabajo en terreno para conocer las experiencias de los Programas Urbano-Integrales que lleva adelante el Municipio en Barranquitas y Coronel Dorrego, así como los planes de vivienda que se están construyendo para las familias afectadas por las inundaciones en Nueva Esperanza Este, que cuentan con financiamiento nacional.

La experiencia de la Fundación

La FMSD cuenta con una trayectoria de más de 55 años como entidad filantrópica y es reconocida a nivel internacional por la reconstrucción de viviendas afectadas por desastres y por la puesta en marcha de un modelo innovador para la construcción de viviendas sociales que se denomina Desarrollo Integral de Comunidades Sostenibles (DINCS). Según explicó Juan Carlos Franco, este enfoque se centra “en la implementación de mecanismos que promuevan el fortalecimiento del capital económico, social y ambiental de las comunidades, quienes lideran sus procesos de desarrollo local integrándose en un programa de construcción de viviendas e infraestructura en un territorio delimitado”. Esta propuesta contempla la estructuración de “vehículos de impacto colectivo” que suman las capacidades de diferentes agencias estatales, empresas privadas, universidades y ONG, poniendo a las comunidades en el centro de la discusión.

En la actualidad, la Fundación colombiana lleva adelante tres intervenciones con este modelo en las ciudades de Barranquilla (Villas de San Pablo), Cartagena (Ciudad del Bicentenario) y en Isla Barú. Una de las particularidades de estas intervenciones es la escala de los macroproyectos, que se plantean la construcción de cerca de 40.000 viviendas, de las cuales ya están finalizadas 6.300 viviendas, en las que viven cerca de 25.000 personas de bajos recursos, en barrios que ya cuentan con escuelas, centros de salud y de primera infancia, de apoyo tecnológico y empleo, entre otros.

Los desafíos para Santa Fe

Tras el encuentro, la directora de Resiliencia destacó la oportunidad de contar con el asesoramiento y que los equipos de Habitat y Vivienda, Educación, Escuelas de Trabajo, Desarrollo Social, Planeamiento, Salud podamos conocer la experiencia que lleva adelante la Fundación Mario Santo Domingo. “Es una ONG muy prestigiosa que desarrolla un trabajo muy interesante y a gran escala en una problemática que tenemos en Santa Fe, vinculada al acceso a la vivienda, a la relocalización de familias que viven en zonas inundables, al mejoramiento del entorno de los barrios, con vistas a construir un mejor hábitat para todos. Este es, precisamente, uno de los ejes que estamos trabajando en el marco del Plan de Resiliencia de la ciudad”, detalló Valsagna. 

En este proceso, “es muy significativo que veamos cómo otras ciudades han abordado esta problemática, qué experiencias podemos aprender para mejorar las acciones que nosotros estamos emprendiendo”, explicó la secretaria de Comunicación y Desarrollo Estratégico del Municipio.

Al respecto, Juan Carlos Franco señaló: “Santa Fe es una ciudad fascinante, con una estructura urbana muy valiosa, con historia, con gente, con arquitectura, con clima, con medio ambiente, con actividad y con infinidad de valores urbanos” y agregó: “en materia de hábitat para familias más vulnerables y para familias en zonas de riesgo, la ciudad tiene desafíos importantes, para lo cual es necesario que el liderazgo y compromiso por parte de la comunidad sean muy firmes”. 

Según el experto, “para que el distrito pueda acompañar a las comunidades en el proceso de transformación de sus condiciones de hábitat urbano, creo que hay desafíos muy importantes en términos de articular aliados públicos y privados interesados en el adecuado desarrollo de la ciudad de Santa Fe”. 

El especialista subrayó la importancia que guarda “el compromiso y participación de la comunidad que va a ver transformado su hábitat, porque hay que entender que estas intervenciones lo que buscan es un cambio de vida de las familias”. Es por ello que Franco plantea que es fundamental “la participación articulada y comprometida de actores públicos y privados, de propietarios del suelo, de desarrolladores inmobiliarios, de constructores, de proveedores de materiales de construcción, de financiadores, de entidades de operaciones microfinancieras, de organizaciones de la sociedad civil, de sindicatos, en fin, de un sinnúmero de actores muy importantes que tienen que entrar a jugar un rol muy valioso para la construcción de ese hábitat que soñamos para Santa Fe”.

Desarrollo Integral

Como se explica en la página web de la FMSD, el proceso de Desarrollo Integral de Comunidades Sostenibles (DINCS) se puede dividir en 4 etapas: “la primera de ellas se denomina habilitación del suelo, es decir, identificar las áreas que se utilizarán para la construcción de vivienda y las áreas de cesión (aquellas que se deben dejar para zonas verdes, instalación de redes de servicios etc.); en esta misma etapa se adelantan las obras de urbanismo básico, es decir que se instalan las redes y se construyen vías carreteables y de acceso. En una segunda etapa se inicia la construcción de viviendas y se asegura la conectividad a redes y servicios públicos. En una tercera etapa, que en muchos casos debe darse en paralelo a la segunda etapa, se adelanta la dotación de infraestructura social y se inicia la conformación de instancias de participación y decisión comunitaria. Y en una cuarta etapa la idea es propender por la sostenibilidad de la comunidad, asegurando que las rutas institucionales de ejercicio de derechos estén activadas, y que la comunidad encuentre su balanza comercial”.

Fuente: Municipalidad de Santa Fe

 
Publicado en: Locales

Compartir en: