Santa Fe, 18 de Junio de 2018
12 de enero de 2018

La Defensoría emitió recomendaciones para el correcto uso de balnearios y playas

La Defensoría emitió recomendaciones para el correcto uso de balnearios y playas

Con el objetivo de generar un uso responsable de los balnearios habilitados y playas y evitar accidentes la Defensoría emitió una serie de recomendaciones para el correcto uso de estos espacios de recreación.

 

La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Santa Fe, emitió una serie de recomendaciones destinadas a aquellos ciudadanos que concurran a balnearios para realizar un correcto uso de las zonas y evitar accidentes.

El objetivo de la Defensoría es concientizar sobre el uso responsable de zonas habilitadas para realizar actividades de recreación en Balnearios y playas:

– Es importante prestar atención a las indicaciones de cartelería y la brindada por el personal de seguridad o guardavidas.

– Contar con adecuada información sobre los lugares a concurrir, servicios que se brindan, horarios en los que se encuentran habilitados, evitando acercarse a lugares peligrosos para evitar zonas de derrumbes o hundimiento, lugares profundos o torrentosos.

– Respetar las banderas de señalamiento: Roja (baño prohibido), Amarilla (precaución), Verde (baño libre). En zonas de playa no alejarse de la orilla, no bucear en fondos desconocidos o sin visibilidad suficiente, conocer las mareas, oleajes y corrientes, tener cuidado con cuevas, redes, algas, y demás objetos que puedan ocasionar accidentes durante la natación.

– No adentrarse en la costa, aun siendo buen nadador, tratar de estar acompañado y a la vista de otros, en caso de problema pedir ayuda al salvavidas, en caso de tener inconvenientes físicos o problemas con en la natación volver inmediatamente a la costa y consultar con los servicios de salud más cercano.

– No zambullirse en lugares no permitidos o indebidamente señalizados que no cuenten con custodia de salvavidas.

– Cuidar las mascotas en los Balnearios en que este permitido su ingreso.

– No hacer fuegos o fogatas en lugares no habilitados, y en caso de realizarlos prestar atención y apagar cualquier remanente de fuego para evitar incendios.

– Arrojar residuos en los cestos disponibles, ayudando el cuidado de la limpieza y protegiendo la naturaleza, evitar entrar al agua con botellas o envases de vidrio que se puedan romper poniendo en riesgo a los demás bañistas.

– Mantener a los menores siempre a la vista y preferentemente alejados de la costa, en playas de arena segura. Prestando especial atención en los niños pequeños que desconocen los peligros que los rodean, aun en profundidades muy bajas, que por causa de las olas pueden ser arrastrados.

– Usar protector solar y evitar golpes de calor.

– Mantenerse bien hidratado y evitar la ingesta excesiva de alimentos.

 

Fuente: Defensoría del Pueblo

 
Publicado en: Provinciales

Compartir en: