Santa Fe, 23 de septiembre de 2019
21 de mayo de 2019

El Molino Fábrica Cultura abre nuevos espacios y se erige como la primer manzana cultural de Santa Fe

El Molino Fábrica Cultura abre nuevos espacios y se erige como la primer manzana cultural de Santa Fe

El espacio ubicado sobre el tradicional boulevard santafesino completa su obra de recuperación y refuncionalización. La misma demandó una inversión del gobierno provincial superior a los 200 millones de pesos.

Este sábado 25 de mayo, desde las 18:30 horas, El Molino, Fábrica Cultural (Boulevard y Pedro Vittori, Santa Fe), espacio integrante del Tríptico de la Imaginación, dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia, abrirá nuevos espacios destinados al mundo de la creación, los oficios, el trabajo y las artes.
Se trata de la recuperación y puesta en valor del edificio ubicado sobre el margen oeste del complejo del ex Molino Franchino, de cara a la calle Pedro Vittori. Un nuevo proyecto que seguirá el lineamiento del espacio que ya funciona desde 2010, pero que incorporará características propias. De esta manera, toda la manzana comprendida entre el boulevard, Vittori, Castellanos y República de Siria, estará dedicada a la actividad cultural.

Este nuevo espacio de El Molino Fábrica Cultural busca fomentar los emprendimientos de base cultural y creativa a través de acciones que promuevan el desarrollo de la producción escénica, audiovisual, web, multisoporte, editorial, discográfica, gastronómica y de diseño.

Cuenta con 13 salas, dos terrazas y un subsuelo. Entre otras propuestas, habrá una Panadería para experimentar con las masas, la alimentación, la cocina y con la cultura de compartir mediante la comida; un Hall de doble altura para programaciones teatrales; La Terraza de los Silos donde se desarrollarán ciclos de música al aire libre; convocatorias a diseñadores/as, gastronómicos y artistas de diversas disciplinas para gestionar proyectos de manera conjunta. Inaugurará El Sótano de Experiencias Artísticas la muestra “Otra plaza de los besos” de Nydia Andino, una propuesta artística inmersiva que articula arte y tecnología para brindar una experiencia estética recreada.

También funcionará allí La Tienda del Molino, un lugar de exhibición y comercialización de objetos y productos de diseñadoras y diseñadores locales. Para esto se realizará una convocatoria abierta, dirigida a personas que tengan una línea de diseño de objetos, bijouterie y accesorios, calzados, indumentarias, juegos y juguetes, papelería y postales. Desde la apertura del espacio, el 25 de mayo, y hasta finales del mes de junio, período en el cual se estará realizando la convocatoria, en La Tienda habrá una muestra de 30 diseñadores/as de Santa Fe, de diversos rubros. Las y los visitantes podrán recorrer este espacio, tomar contacto con las y los productores locales, pero no se comercializará ninguna de las líneas de objetos.

Este ala oeste de El Molino Fábrica Cultural que completa la obra tiene una superficie total de cuatro mil metros cuadrados y una Inversión de $201.108.159,55 pesos.

PUESTA EN ESCENA

El sábado 25 de mayo, desde las 18:30HS, más de 70 artistas le darán vida, color y magia a “La Sinfonía Azul”, una puesta en escena con la que le daremos la bienvenida a la primera manzana cultural de la ciudad de Santa Fe.

Actores y actrices de diferentes edades harán un despliegue escénico por el entorno del edificio, recuperando su historia y su presente; un homenaje al misterio, la extrañeza de la imaginación, el juego de la infancia, las utopías y los mundos imposibles.

UN EDIFICIO CON HISTORIA

Después de casi dos décadas de abandono, el edificio fue rehabilitado por el Gobierno Provincial como espacio multifuncional dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura. En 2010 se inauguró la primera etapa de El Molino, Fábrica Cultural, con un proyecto realizado por la Unidad de Proyectos Especiales (arquitectos Francisco Quijano y Luis Lleonart con el asesoramiento de los arquitectos Mario Corea Aiello, Silvana Codina y Claudio Vekstein). El plan incluyó el desmantelamiento del galpón de chapas que vinculaba los cuerpos principales, realizando allí una plaza pública caracterizada por la cobertura de 13 “bóvedas cáscara” (según un diseño original del arquitecto Amancio Williams); se quitaron también los silos metálicos sobre calle Castellanos (cuya traza quedó registrada en los canteros circulares que los representan) y se amplió la estructura del antiguo bloque del ala este.

Con la inauguración de las obras del ala oeste en 2019, esta suma de intervenciones reintegra a la ciudad un significativo conjunto arquitectónico que incorpora, a su idea de futuro, la memoria de su historia productiva.

 
Publicado en: Provinciales

Compartir en: